viernes, 1 de febrero de 2013

Tengo miedo.
Día a día me voy consumiendo, me convierto en un ser ermitaño  la depresión cambio de forma. Ya no se presenta como cataratas de llanto, ahora solo es un pesar, ya es la falta de vida que agobia mi ser. Quiero vivir en una eterna noche, que la música silencie mis pensamientos, con la mirada perdida encontrarme para morir.
El miedo no me permite vivir, la soledad no ayuda.
Con el autoestima ya muy adherido al infierno de mi vida. Tan por debajo del promedio, muerto.
Sonreiré y fingiré que todo esta perfecto :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario