lunes, 19 de noviembre de 2012


No entiendo por que sigo pensando en vos.  Arruinando todas las noches, recordando, imaginando lo que hubiera podido ser. Pero hoy yo estoy derramando mis penas en un blog, mientras vos seguiste con tu vida como si nada y yo me quede acá como si todo. Cumpliendo la promesa de ser solamente tuya, que iba a esperarte por el resto de mis días, muriendo día a día en mi soledad . 


No hay comentarios:

Publicar un comentario